* 1. Nada de lo que ocurre en mi vida es accidental.

* 2. Atraigo todo, desde el derrame del vaso de agua hasta la discusión con mi pareja.

* 3. Nada es accidental porque atraigo todo: lo que me gusta y lo que no me gusta.

* 4. Puedo controlar en todo momento cómo sentirme para así tener control de cómo vibro y consecuentemente de lo que atraigo.

* 5. Ninguno de los eventos en mi día son accidentales porque siempre responden a mi punto de atracción.

* 6. Mi punto de atracción está determinado por la vibración más dominante que genero con mis pensamientos.

* 7. La fórmula con la que atraigo el que se me caiga algo al piso es la misma fórmula con la que atraigo que impacten mi carro en el estacionamiento o que me den una infracción en la carretera.

* 8. Siempre puedo tornar mi atención hacia cosas placenteras que me regresen a un estado emocional que resuene con la esencia de quien SOY y, con ello, cambiar mi punto de atracción.

* 9. Elijo ver el Todo de lo que Soy, mis ganancias y fortalezas, en lugar de la "vulnerabilidad" con la que mis ojos físicos, en ocasiones, deciden identificarse.

* 10. Cuando practico la vibración del Bienestar que reina en mi existencia, puedo con claridad ver en todo y en todos la oportunidad de expandir y aceptar que nada es accidental, mas no hay nada que temer al respecto.

T